Yogaroma
Hostiberi | 31-05-2017 | Visitas: 590

Utilizando los aromas en combinación con el Yoga obtendremos una sinergia perfecta capaz de potenciar y elevar esta disciplina milenaria.

Si queremos calentar nuestros músculos y facilitar el estiramiento profundo previo al trabajo de asanas podremos hacer un masaje con aceites calientes como pueden ser  la pimienta negra, el romero,jengibre preparando bien el músculo y evitar lesiones indeseadas.

 

Los alumnos que vienen a clase con alguna contractura o problema en la espalda se pueden beneficiar enormemente con esta sinergia compuesta de aceites antiinflamatorios y antiálgicos como : katafray,gaulteria,ylang-ylang al 30% con un aceite vegetal de calófilo.

Podemos regular los estados emocionales en clase utilizando aceites esenciales como: la lavanda,vetiver,rosa,mejorama,naranja dulce etc utilizándolos en difusión atmosférica , creamos un ambiente agradable . Si nos proyectamos en clase utilizando asanas que relajen como las de flexión hacia delante(uttanasana,paschimottanasana) y ponemos unas gotas de estos aceites en los pulsos de los alumnos acabarán con una buena experiencia de paz y calma al finalizar la sesión y con seguridad esa noche tendrán un sueño reparador.

Una sinergia que me gusta mucho utilizar en clase creando una auténtica inyección de endorfinas y felicidad es la bergamota,mandarina y papiro .

Esta combinación hace que los alumnos desconecten de los problemas que traen del exterior ya que la bergamota trabaja muy bien sobre el cuerpo mental y los aceites esenciales de mandarina y papiro facilitan la conexión con el niño interior.

 

La combinación de la lavanda,valeriana y un estimulante cítrico son igual de efectivas que un Valium,Diazepan etc trabajan muy bien sobre el sistema nervioso cuando la ansiedad o depresión se han somatizado.

Con un trabajo específico de yoga la mejoría es realmente rápida.

Para potenciar el pranayama y la apertura de pecho el aceite de eucalipto ,Niaouli  etc propician una respiración más amplia y profunda.El aceite esencial de pino contiene mucho prana ,a mayores, facilita una mayor oxigenación en nuestra sangre . El aporte extra de oxígeno en nuestro organismo facilita la expulsión de toxinas y la descarbonización de la sangre, trae de regreso el potasio a la célula restableciendo sus funciones y el equilibrio.

Si queremos trabajar sobre susumna nadi un canal principal de energía ligado a la médula espinal lo haremos con la práctica de kriya.

Hay un aceite esencial que  facilita este trabajo yóguico , el hisopo, despeja sushumna .Aplicado en masaje sana problemas en nuestra columna vertebral aparte de ser también un gran protector de nuestro campo energético

Ida y Pingala nadi lo estimularíamos con aceites de mirra o elemí en combinación de una respiración alterna o nadi sodhana.

 

El aceite esencial de Elemi y la mirra facilitan la elevación espiritual sería una excelente elección previo al trabajo meditativo.

Hablando de la meditación hay varios aceites que usándolos solos o en combinación facilitan el trabajo para con la atención, nos ayudan a centrar y eliminan de nuestra mente los pensamientos repetitivos.

La menta sería una gran opción , el romero nos da mayor capacidad de concentración, el limón clarifica el pensamiento , el incienso apoya la elevación espiritual, el sándalo sagrado actúa también sobre el cuerpo mental, nos ayuda a interpretar los sueños y ver el camino de vida que queremos tomar para no equivocarnos ...

 

Consideramos en el Yoga Integral que hay una fuerza que va más allá de nosotros, una fuerza sanadora y transformadora que acompaña al yogui en su camino de evolución.

Esta fuerza a la que llamamos Shakti Superior va actuando  a medida que nos vamos abriendo a ella y la reclamamos con sinceridad y apertura.

Quemando aceite de Loto sagrado  azul facilitamos esa conexión.

Desde la antigüedad se han utilizado las plantas y las resinas en numerosos rituales y procesos de sanación.

Hoy en la actualidad se ha validado científicamente la eficacia terapéutica de los aceites esenciales a través de cromatogramas o espectómetro de masas,  sabemos con rotundidad el poder sanador de estas quinta esencias. Por eso en países como Australia o Bélgica lo incorporan en sus sistemas sanitarios.

La aromaterapia es un arte bien aplicada que se adapta a cualquier disciplina o terapia potenciándola y elevándola como en este caso en combinación con el Yoga Integral.

Es muy importante escoger siempre aceites de calidad de grado terapéutico y consultar su uso antes de su utilización a un profesional.