Los Niveles de la nutrición
Hostiberi | 29-11-2017 | Visitas: 253

El cocinar y comer alimentos para generar salud, energía, equilibrio y paz interior es un arte olvidado, que podemos recuperar.

Hay diferentes formas de alimentarnos, con muchos niveles de consciencia, lo importante es profundizar en ellos, vivir desde nuestra propia experiencia, sin fanatismos ni ideas rígidas. Quizá, estos niveles nos ayuden a reconocer donde estamos y si es ahí donde queremos estar o, si por el contrario decidimos realizar cambios tranquilos en pos de nuestra salud


 

 

NIVEL PRIMARIO:

Comer de una forma espontánea, cuando se tiene hambre, sin saber que estamos comiendo. Como una conducta automática e inconsciente, funcionando por impulsos físicos o vitales.

 

NIVEL SENSORIAL:

Comer desde el deseo de los sentidos, teniendo en cuenta su aspecto, color, olor, gusto.

Aunque un alimento no les siente bien, lo toman igual por satisfacción sensorial.

 

NIVEL EMOCIONAL

Se quiere obtener una satisfacción a nivel emocional. Puede que las personas que estén más en este nivel cocinen platos favoritos de su infancia, que su madre/padre o abuela cocinaba de determinada manera, o siempre tiende a unos alimentos que le recuerdan a algo.

A día de hoy este nivel es importante, especialmente en estos momentos en que el acto de alimentarnos está totalmente desvalorizado. Aunque podemos seguir experimentando más niveles.

 

NIVEL INTELECTUAL:

Aquí predomina la mente: comiendo solo teniendo en cuenta las calorías, proteínas, vitaminas, fibra, grasas, minerales, … Olvidándose de una visión más global de las necesidades humanas personales y únicas que tenemos o con respecto al lugar donde vivimos, el clima, la actividad que realizamos.

Obviamente nuestro cuerpo necesita ciertos grupos de alimentos y es bueno tenerlo en consideración, pero quizá sea un poco limitado quedarnos solo en ello.

 

NIVEL SOCIAL:

Se come teniendo en cuenta una consciencia social.Usando productos locales y de temporada, que se obtuvieron sin explotación, ni abusos económicos, utilizando alimentos de buena calidad, sin aditivos, ni colorantes, …

Este nivel es importante y todos/as deberíamos participar en el, agradeciendo a la Tierra todo lo que nos ofrece, fuente de vida y energía, recordando que “la tierra no es un regalo de nuestros progenitores sino un préstamo de nuestros/as hijos/as”.

Aunque todavía existen dos niveles más para tener en cuenta.

 

NIVEL IDEOLÓGICO:

Se come siguiendo alguna creencia o disciplina ideológica: la religión, un maestro, dietas…No se observa o se valora lo que se necesita en aquel momento a nivel individual, sino que se sigue de forma ciega y automática lo que una determinada disciplina predica.

 

NIVEL ENERGÉTICO DE LIBERTAD:

El comer de acuerdo a las necesidades individuales, sabiendo que nos puede aportar cada alimento y elegirlo libremente.

Esta forma de comer no prohíbe ninguna clase de alimento, sin que aporta la posibilidad de conocer y con ello seleccionar lo que en un momento determinado necesita una persona. Teniendo en cuenta los efectos y procurando crear salud y equilibrio. Y siendo conscientes de todos los niveles anteriores, quedándonos con lo que más pueda ayudar a nuestra salud física, emocional e incluso mental.

 

Todos los niveles nos pueden aportar algo, fluir con ellos nos ayudará a entender mejor lo que pasa en nuestro interior.